fbpx

Written by 11:21 AM HOY, OPINIÓN

La importancia de emprender con otras personas

Emprender se asemeja a un emocionante desafío, pero también es un proceso lleno de altibajos que, en ocasiones, puede resultar abrumador. Comparándolo con una montaña rusa de emociones, experimentamos constantes subidas y bajadas. Puedes sentirte invencible al resolver un problema o al conseguir un cliente valioso, pero en cuestión de minutos, te enfrentas a la cruda realidad de la falta de recursos financieros para afrontar el próximo trimestre. En este vertiginoso recorrido, contar con un socio se vuelve crucial para mantener el equilibrio.

La analogía de «dos cabezas piensan mejor que una» adquiere relevancia aquí. La complementariedad de los socios, con diferentes modelos mentales, se convierte en un activo valioso en este viaje empresarial. Sin embargo, como todo desafío, emprender de a dos también presenta sus contras.

La gran pregunta es: ¿se puede emprender con un amigo? La respuesta, como en muchos casos, es: depende. La clave radica en comprender el motivo detrás de emprender con un amigo. En ocasiones, es crucial reflexionar sobre lo que no deseamos para comprender mejor. Aquí algunas situaciones en las que podría no ser aconsejable emprender con un amigo:

No hay visión compartida: La falta de una visión compartida se destaca como una de las principales desventajas de tener un socio al emprender. Esta falta de alineación en el largo plazo puede impactar directamente en la toma de decisiones diarias, generando conflictos y problemas en el camino.

La analogía de «dos cabezas piensan mejor que una» adquiere relevancia aquí. La complementariedad de los socios, con diferentes modelos mentales, se convierte en un activo valioso en este viaje empresarial. Sin embargo, como todo desafío, emprender de a dos también presenta sus contras.

Dependencia exclusiva de uno de los socios: La retirada de un socio o desacuerdos sustanciales pueden tener consecuencias significativas para el negocio, afectando su estabilidad y dirección.

Desigualdad en la dedicación: Puede haber diferencias en el nivel de compromiso y dedicación al negocio. Si uno de los amigos está más involucrado que el otro, esto puede generar resentimientos y desequilibrios en la carga de trabajo.

Falta de diversidad de habilidades: Los emprendimientos exitosos a menudo se benefician de la diversidad de habilidades. Si ambos amigos tienen habilidades similares, podría haber brechas en áreas críticas para el éxito del negocio.

Falta de profesionalismo: Trabajar con amigos a veces puede llevar a una falta de profesionalismo. Es posible que las líneas entre la amistad y el trabajo se difuminen, lo que podría afectar la toma de decisiones objetiva.

La mala comunicación entre los socios. Es uno de los principales motivos por los cuales las sociedades se rompen.

No obstante, aprovechar las fortalezas de la asociación y abordar los desafíos con resiliencia son claves para superar estos obstáculos. Emprender de a dos no solo es un reto, sino también una aventura enriquecedora y exitosa cuando se gestionan adecuadamente las dinámicas y se aprovechan las fortalezas individuales.

¿Cómo superar estos no?

Es clave trabajar mucho en entender porqué hacemos lo que hacemos o porque estamos en este negocio. Ese porque es lo que mantiene viva la llama emprendedora en todo momento a pesar de las crisis e incertidumbre, es lo que motiva a moverte rápido. No podemos emprender solo por dinero o fama, debe haber algo más que me obligue a despertarme cada mañana.

Una vez que tenemos un propósito compartido es la clave para tener una motivación cada día. Tener un propósito claro ayuda en la definición de valores del negocio, los valores no deben ser solo declaraciones bonitas sino que deben regir la toma de decisiones. Los valores están para cuando las cosas están mal, para tener presente siempre que cosas vamos a priorizar y que otras nunca vamos hacer.

Establecer roles claramente definidos dentro de un equipo emprendedor es fundamental para el éxito del proyecto. Cuando cada miembro comprende sus responsabilidades específicas, se crea un entorno de trabajo más eficiente y armonioso. La asignación adecuada de roles facilita la colaboración, minimiza la duplicación de esfuerzos y maximiza la utilización de las habilidades individuales. Además, contribuye a una toma de decisiones más rápida y precisa, ya que cada persona se centra en su área de experiencia, optimizando así el rendimiento general del equipo.

En el contexto emprendedor, la determinación correcta de roles también promueve la rendición de cuentas. Al saber exactamente qué se espera de cada miembro, se establece un marco claro para evaluar el desempeño y se fomenta la responsabilidad personal. Esta claridad en los roles no solo mejora la productividad, sino que también fortalece la confianza entre los miembros del equipo, ya que todos trabajan hacia un objetivo común con conocimiento y aprecio por las contribuciones individuales.

Diferenciar entre un inversor y un emprendedor es esencial, muchas veces confunden el dinero invertido con el trabajo del día a día. Estos roles deben estar muy claros desde antes de comenzar el proyecto.

Cada rol desempeña funciones críticas y tiene objetivos distintos. Un emprendedor es el arquitecto visionario que concibe y da vida a una idea de negocio. Su enfoque está en la creación, desarrollo y ejecución de la empresa, asumiendo riesgos y enfrentando desafíos para hacer realidad su visión. Es importante destacar que quienes trabajan en el negocio deben cobrar un salario acorde a sus funciones.

Por otro lado, un inversor actúa como respaldo financiero, proporcionando los recursos necesarios para el crecimiento y la expansión del emprendimiento. Su interés principal radica en obtener rendimientos sobre la inversión, evaluando el potencial y la viabilidad del negocio desde una perspectiva financiera.

La distinción clara entre inversor y emprendedor es crucial para establecer expectativas realistas y fomentar una colaboración. Los emprendedores deben comprender que los inversores buscan oportunidades de inversión sólidas y rentables, mientras que los inversores deben reconocer el papel crucial de los emprendedores en la creación de valor y la innovación. Esta comprensión mutua es esencial para construir relaciones sólidas y equitativas, que beneficien tanto al crecimiento del emprendimiento como a la satisfacción de los objetivos financieros del inversor.

Es importante trabajar mucho la mala comunicación entre los socios. Para evitar confusiones es importante trabajar mucho en el feedback de mis pedidos, tener reuniones semanales sobre cuestiones estratégicas y ser directo sobre lo que quiero.

Lo ideal es formalizar la asociación mediante acuerdos escritos.. Estos documentos deben abordar aspectos como la participación en las ganancias, responsabilidades, decisiones clave y posibles escenarios de salida

Un poco de datos

Es conocida la regla que solo el 10 % de los emprendimientos supera los dos años de vida, es importante entender que una Startup es una empresa en su etapa temprana; a diferencia de una Pyme, la Startup se basa en un negocio que será escalable más rápida y fácilmente, haciendo uso de tecnologías digitales.

En el libro de Noam Wasserman, un investigador de Harvard, ‘Los dilemas del fundador’ plantea que en torno al 40% de las startups incluyen entre los miembros fundadores a amigos y ha encontrado puntos a favor y en contra de emprender con amigos. Por un lado, asegura este investigador, cada vez que incorporas a un amigo a tu negocio tus posibilidades de fracaso se incrementan en un 28,6% (por amigo). Wasserman asegura en su libro que los amigos tienden a minimizar y obviar los problemas evidentes del negocio para preservar una relación de amistad.

Para finalizar me gustaría dejarles una herramienta que ayuda mucho a encontrar un buen socio, esa herramienta es el ikigai. El “Ikigai” es un concepto japonés que se refiere a la razón de ser, la combinación de factores que proporciona un sentido a la vida y que resulta en satisfacción y plenitud. Se compone de cuatro elementos interrelacionados: Lo amas, lo que eres bueno haciendo, lo que el mundo necesita y por lo que te pagarían.

Esta herramienta te ayuda a reflexionar y comprender tus propias motivaciones y objetivos en la vida. Al identificar estas cuatro áreas interconectadas, uno puede encontrar un propósito significativo que guíe sus decisiones y acciones. Si con tu amigo o socio compartís el propósito el negocio va ir por buen camino.

Además, el ikigai fomenta la búsqueda de equilibrio en la vida, alienta a las personas a integrar sus pasiones con sus responsabilidades diarias. Este enfoque holístico promueve una vida más plena y satisfactoria, ya que implica la alineación de lo que amas, lo que eres bueno haciendo, lo que el mundo necesita y lo que puedes obtener de manera sostenible.

La recomendación del ikigai se basa en su capacidad para ayudar a las personas a descubrir su propósito vital, lograr un equilibrio significativo y promover una vida más plena y satisfactoria.

(Visited 52 times, 1 visits today)
Etiquetas: , , Last modified: 7 febrero, 2024
Close